La joven nación con la música en la sangre y desde niña destacó en el ámbito artístico.

Una melodía exquisita, llena de pasión y calidez, así suena la música que emana del saxofón de Krissia Melissa Flores Morales, una joven de 23 años apasionada por la música.

La joven es originaria de Juayúa, Sonsonate, pero que actualmente reside en San Salvador, dónde poco a poco se ha abierto campo en la música.

“Desde muy pequeña sabia lo que quería, ya que era la encargada de poner el toque musical en las festividades familiares”, dijo Flores.

Agregó que fue a los ocho años en donde tuvo su primera experiencia con la música de manera formal.  

A pesar de que hoy es amante del Saxofón, sus inicios con la música no fueron con dicho instrumento, si no en el área de percusión, mientras formaba parte de la banda musical donde ella estudiaba.

En ese grupo le dieron la oportunidad de aprender a tocar diferentes instrumentos, entre ellos el saxofón, hasta llegar a ser líder y maestra de la banda donde luego colaboró en escribir los arreglos musicales.

Ese tesón la llevó a posteriormente integrar grupos musicales muy reconocidos a escala nacional, como es el caso del grupo Cumbia Reina, Crema Caliente, La Cipi Band entre otros grupos tropicales salvadoreños.

Pero los sueños de Kriss eran consolidarse en la música a través de la formación académica, por ello buscó la oportunidad para estudiar en el Centro Nacional de Arte, que luego le abrió paso para formar parte de la sinfónica juvenil nacional.

Por otro lado, Kriss también ha dejado en claro que admira a muchas mujeres en la industria musical, entre ellas: Paty Menéndez, Carol Gil y Gaby Tobar.

“Admiro su trabajo, porque están marcando un precedente en el país, y que ellas tengan un camino, me impulsan a mi y a futuras generaciones”, señaló la artista.

Pasatiempos  

Actualmente Kriss no dispone de mucho tiempo libre, pero cuando tiene un espacio le gusta ensayar y planear como mejorar su espectáculo como saxofonista independiente.

Agregó que le gusta hacerse un tiempo para ejercer su activismo como feminista y defensora de los derechos de las mujeres.

También comentó, que además de ser saxofonista independiente, trabaja en la alcaldía municipal de Antiguo Cuscatlán, donde es saxofonista y arreglista de la orquesta municipal “Amigos Band”.

Aunque para muchos el tiempo de cuarentena debido al covid-19 fue devastador, para Kriss fue tiempo productivo y de calidad, ya que le ayudo a descubrirse como artista

y grabó varios feeds con agrupaciones musicales que solicitaban que se unieran artistas independientes.

Planes a futuros

Por otro lado, la artista señaló que en un futuro le gustaría poder consolidar su carrera como artista salvadoreña, estudiar una licenciatura en música y llegar a fundar una academia enfocada en las mujeres y niñas que quisieran aprender a tocar un instrumento musical.

Para muchos lograr sus sueños puede sonar imposible, pero para Krissia Flores, todo es cuestión de paciencia, perseverancia y de disciplina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here