Hace ocho meses se anuncio que todos los niños que perdieran al menos uno de sus padres seria beneficiarios con una pensión de orfandad.

Desde que empezó la pandemia en Perú, en marzo del año pasado, se han infectado más de 1,3 millones y 47 mil 973 han muerto por este virus, según el Centro de Ciencia e Ingeniería en Sistemas de la Universidad Johns Hopkins.

El gobierno de Perú informo el pasado lunes que al menos 10 mil 900 niños perdieron a uno de sus padres a causa del COVID-19, por lo tanto, anunció que en breve les entregara una pensión de 54 dólares mensuales como pensión de orfandad.

“Los beneficiarios recibirán la asistencia económica hasta que cumplan 18 años”, dijo la titular del Ministerio de la Mujer, Silvana Vargas en una conferencia de prensa sobre las acciones del gobierno del presidente interino Francisco Sagasti, quien asumió el poder el 17 de noviembre pasado.

El presidente Martin Vizcarra anunció hace ocho meses por primera vez que entregaría una pensión de orfandad a los niños que perdieran al menos a uno de sus padres, además aseguró al parlamento que esa seria una de sus principales medidas. Vizcarra fue destituido por el Congreso en noviembre por sospechas de corrupción en su gestión como gobernador en 2014.

Las autoridades consideran que la cifra de fallecidos por el nuevo coronavirus podría ser mucho más alta y a fines de enero la primera ministra, Violeta Bermúdez anunció a la prensa que había pedido a los funcionarios sanitarios “hacer un esfuerzo para sincerar las cifras”.

Deja un comentario