Autora: Josselyn Portillo

La leche materna es indispensable para el desarrollo de los recién nacidos, por ello es importante que sea el elemento principal de la alimentación.  

El pasado jueves 11 de agosto la universidad Gerardo Barrios se unió a La Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se celebra todos los años del 1 al 7 de agosto como parte de la calendarización de el Plan de la Salud Nacional.  

Las autoridades de la facultad de Ciencias de la Salud junto a la clínica empresarial de esta casa de estudios realizaron charlas para mostrar la importancia de la lactancia materna en los primeros años de vida de un humano, eso como parte del compromiso que inculcan a los estudiantes que forman en el área de salud.  

“La iniciativa es brindar o acercar el conocimiento a la comunidad de empleados como a la comunidad estudiantil. La formación es importante desde las primeras etapas, por ello se han abiertos las puertas para que se acerquen y que ellos sepan los beneficios y la importancia que tiene la lactancia materna” afirmó Liliana de Juárez, médica de la clínica empresarial.

En las charlas mencionaron que la lactancia materna es beneficiosa tanto para el recién nacido como para la madre, pues aporta una cantidad de defensas al menor que le aportan al desarrollo del sistema corporal, por ello es obligatorio amamantar al bebé exclusivamente los primeros seis meses de vida, porque ninguna otra leche aporta esa cantidad de defensas.  

Otros de los beneficios son de tipo psicológico y emocional, crea un apego, y un laso en el binomio materno que no se formaría si no hay ese contacto, entre la madre e hijo; esto ayuda al bienestar del niño de igual manera lo ayuda en la adolescencia en el aspecto psicológico, ya que existen casos en los jóvenes con trastornos psicológicos y esto se debe al desapego familiar. Por ello es importante crear ese vínculo mientras está el proceso de la lactancia.  

Los efectos secundarios qué puede sufrir un bebé si no es alimentado con lactancia materna son: infecciones del sistema digestivo, respiratorio y orina, sufren infecciones. Alérgias, asma, trastornos digestivos, enfermedades inflamatorias intestinales, obesidad, diabetes, entre otras.  

La lactancia materna también ayuda a mejorar la salud materna, ya que reduce el riesgo de cáncer de mama, cáncer de ovario, hipertensión y enfermedades cardiovasculares, por ello aseguran la importancia de promover esta beneficiosa práctica. 

Deja un comentario