Autora: Joseline Márquez

La joven ahora posee un negocio informal de venta de semillas que aseguró le permite percibir ingresos para el sostén de su familia. 

Zulma Castro Lush de 26 años es originaria de San Pedro Jocopilas, departamento de Santa Cruz El Quiché y desde hace nueve años convirtió a San Miguel en su nuevo hogar, pues fue ahí donde encontró una oportunidad de salir adelante.  

No es extraño identificarla en el centro de San Miguel, pues porta con orgullo ropas tradicionales y coloridas que le recuerdan sus orígenes y que la hacen resaltar del resto de vendedores.  

Hace nueve años la comerciante decidió formar una familia, pero en ese entonces las condiciones económicas para ellos no eran favorables, así que decidieron tomar nuevos caminos para encontrar oportunidades, en esa travesía optaron por visitar El Salvador, específicamente la ciudad de San Miguel y fue entonces que vieron la necesidad de emprender un negocio de ventas de semillas de marañón entre otros frutos secos para sostenerse.  

“Son nueve años que llevamos en el país, cuando venimos por primera vez aquí a San Miguel vimos que era una ciudad limpia tranquila y nos gustó; es por eso que también pensamos en colocarnos aquí por el parque Guzmán para vender semillas”, expresó Lush.  

A pesar de que han pasado nueve años la comerciante no deja sus orígenes y sigue vistiendo sus refajos tradicionales, trajes cargados de mucho colorido, pero sobre todo de mucho valor cultural; esto justamente le ha dado una identidad única dentro de los comercios informales de la ciudad. 

Con una sonrisa y con las ganas de salir adelante esta guatemalteca ofrece frutos secos a buen precio en la ciudad migueleña entre ellos semillas de marañón, que según dijo son traídas desde su país de origen.  

Zulma Lush pone su carretón cargado de semillas sobre la Segunda Calle Oriente en el centro de la ciudad de San Miguel para que todo el que cruce por ahí pueda comerse un bocadillo sano a un precio accesible. 

La emprendedora manifestó que La Perla de oriente ya es su hogar, ya que ha permitido a ella y su familia salir adelante, pues cuenta con clientes locales y extranjeros que a diario le compran sus productos.  

Deja un comentario