La institución fue habilitada en abril del 2012 y a falta de un local, la casa comunal del Cantón Pedernal les acogió con la primera promoción del bachillerato general.

A pesar de no contar con el mobiliario, ni el espacio necesario, la dirección departamental de educación en Morazán decidió establecer el Instituto Nacional de Chilanga (INCHI) para que los jóvenes de la zona dejaran de viajar hasta San Francisco Gotera para estudiar el bachillerato.

La primera generación de bachilleres estuvo formada por 18 estudiantes quienes estudiaron en una casa comunal ubicada a más de tres Kilómetros del área urbana del municipio de Chilanga. Pero todo cambio en el 2014 cuando inauguraron las instalaciones con las que ahora cuentan.

“Fueron gestiones de FUNDEMAC y el principado de Asturias, ellos aportaron el dinero junto a otras instituciones, para el terreno y la construcción de las instalaciones, ahora contamos con las condiciones necesarias para el aprendizaje de los estudiantes”, expresó Edgar Jiménez Director del INCHI.

La institución educativa se ha adaptado a diferentes ambientes y enfrentado a diversas dificultades, los líderes educativos han logrado innovar y crecer en la capacidad de formar a sus bachilleres.

Las autoridades de la institución aseguraron que los objetivos planteados para alcanzar en los 10 años se han logrado y hasta sobrepasado. “Empezamos con un bachillerato general y en el 2014 abrimos el técnico vocacional en administrativo contable, a la fecha llevamos 9 promociones de bachillerato general y 6 de técnico graduados”, manifestó Edgar Jiménez, director del INCHI.

En el marco de la celebración de la fundación del Instituto Nacional de Chilanga se acercaron los estudiantes de la primera promoción de general y externaron su satisfacción de ver que la institución que los formó sigue creciendo.

“Yo siento mucha nostalgia, recuerdo como caminaba hasta 30 minutos para llegar a la comunal donde empezamos y me alegra ver como ahora está de bonito el instituto y como nuevos jóvenes se forman”, dijo Liliana Vázquez, quien ahora es Licenciada en Inglés.

Los estudiantes de bachillerato actualmente trabajan en reciclaje y en el mantenimiento de un invernadero en el INCHI, llevan la teoría de la mano con la práctica y los docentes se muestran esperanzados en las nuevas generaciones que llegarán para que continúen con el legado que inicio hace 10 años.

Deja un comentario