Luis Ernesto Chamagua guardameta de 32 años de edad, ha defendido muchas camisetas en el fútbol nacional, destacando como un guardián de los tres palos. 

Luis Chamagua, originario de Izalco, comenzó su carrera futbolística desde sus 15 años, en el equipo Universidad de El Salvador, que militaba en la tercera división del fútbol profesional para ese entonces.  

Ya con 18 años Chamagua, pasa a defender los colores de Espartano también de la tercera división, después de estar defendiendo estos colores, da su salto a la segunda división, esta vez con Alba Acajutla. 

Sus actuaciones en segunda división no serían desapercibidas, ya que, al ser un portero joven con excelentes condiciones, un equipo grande de primera división de El Salvador puso sus ojos en él.  

Se trató de Club Deportivo Fas que decide llevarlo a sus filas, pero para que Chamagua pudiera adquirir más experiencia, lo da a préstamo a Brasilia Suchitoto, equipo que estaba peleando por subir a la primera división, donde llegaron a la final contra Pasaquina, pero lastimosamente no la pudieron ganar, y el arquero volvió a las filas de Club Deportivo Fas. 

Después de unas cuantas temporadas, Chamagua pasa a las filas de Luis Ángel Firpo, de primera división, después de su torneo con el equipo pampero, pasa a las filas de Marte de Soyapango, donde Chamagua lograría nada menos que el premio al mejor portero del redondo nacional, por ser el menos vencido en todo el torneo. 

Entre otros equipos a los cuales ha defendido el guardameta están, Municipal Limeño, Brujos Mario Calvo, Sonsonate, AD Juayua, y su equipo actual Jocoro Fútbol Club, de primera División.  

Para Chamagua ser guardameta es una profesión que forja en carácter al que lo ejerce y por ello la importancia y el respeto con el que se encara cada encuentro es vital. 

“Es una posición bastante difícil, pero sirve mucho para forjar tu carácter como persona, saber que en 90 minutos puedes ser el héroe, y en un minuto puedes pasar a villano, pero que eso no debe desmotivar, ya que al final son experiencias que sirven mucho”, expresó Chamagua. 

Pero el talento de Chamagua viene heredado de su padre Raúl Chamagua que fue de igual forma ex guardameta del redondo nacional y salió campeón y figura en el torneo clausura año 86, atajando tres penales en la final a Club Deportivo Águila. 

“A Chamagua lo vengo viendo desde segunda división, es un portero con excelente altura y reflejos, siempre pensé que podía ser tomado en cuenta en selección nacional”, comentó Efraín Padilla, aficionado del fútbol nacional. 

A pesar de ser futbolista y tener una sólida carrera, Luis no ha dejado sus estudios atrás y actualmente está cursando su quinto año de licenciatura en Mercadeo, sabiendo llevar las dos cosas de forma equilibrada en su vida. 

Otro pasatiempo que disfruta es la música, de igual forma la mecánica automotriz, por el gusto que tiene en los automóviles. 

Deja un comentario