Autora: Joseline Márquez

Las mujeres aprovechan épocas como las vacaciones de Semana Santa para poder vender un poco más. 

Inés Idalia Cañada de 57 años, es una mujer muy alegre y entusiasta que trabaja en playa El Cuco, Chirilagua, San Miguel elaborando las tradicionales minutas. 

Hace 25 años inició con esta labor, tiempo que ha estado lleno de retos pero que le ha permitido sacar adelante a sus hijos.  

 “He luchado para llevar el sustento a mis hijos, y cada día me sigo esforzando”, mencionó la vendedora. 

Cada mañana camina con su carretón desde la colonia Las Flores hasta la playa El Cuco en Chirilagua, son 15 minutos de trajín para poder iniciar con la venta de las minutas a las 9:00 de la mañana cada día y aprovechar las horas de más calor para vender la mayor cantidad de minutas posibles y con ello ganar el sustento diario.  

Fotografía: Joseline Márquez.

Cañada ahora solo cuida a sus nietos en los tiempos libres, pues el resto del día se la pasa preparando los refrescantes postres de verano en la playa donde creció.  

Así mismo, Mercedes Iliana Arias de 35 años; es otra vendedora de minutas desde hace 10 años, quien también es una mujer que se esfuerza para sacar adelante a su familia. 

Inés y Mercedes manifiestan que los turistas son parte principal de su negocio, ya que sin ellos no tendrían ingresos y por ende su labor no tendría mucho sentido. Compartieron que cada producto con el que arman una minuta es comprado fresco y de la mejor calidad para ofrecer un excelente producto a sus clientes. 

Todos los días, esperan con ansias a los visitantes y dicen estar respetando las medidas de bioseguridad para protección de la salud de los clientes y ellas. 

Están ubicadas en la playa el cuco Chirilagua San Miguel y recorren toda la playa para refrescar a todos los bañistas que llegan desde distintas partes del país. Comentaron que esta semana recién pasada es el tiempo más esperado por ellas para poder recibir un poco más de ingresos.   

Deja un comentario