Cada año la iglesia católica celebra el tiempo de Cuaresma, periodo en el que los fieles se preparan para recordar y meditar la vida, pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

“Recuerda que de polvo eres y en polvo te convertirás” o “Conviértete y cree en el Evangelio”, son las frases que los sacerdotes pronuncian cada año al imponer la ceniza en la frente de los feligreses que acuden a los templos para iniciar el camino de los cuarenta días, en el miércoles de ceniza.

Desde las primeras horas del día de ayer, decenas de personas acudieron a la parroquia San Francisco de Asís en la cabecera departamental de Morazán para vivir la eucaristía especial y recibir la cruz de ceniza en su frente.

Fray Mauricio Meléndez fue el sacerdote celebrante de la primera misa y destacó que “este tiempo es un gran retiro espiritual, es una caminata que nos lleva hacia la pascua, hacia la fiesta. Es un tiempo de salvación, de oportunidad, de chance (como decimos los salvadoreños), que el señor en su misericordia y la iglesia nos ofrece a todos”, expresó.

A nivel mundial la iglesia católica mantiene vivas tres prácticas: la limosna, la oración y el ayuno. “La limosna es la solidaridad, el cariño, la cercanía de nosotros con el pobre, ayudando a salir de las condiciones deplorables que muchas personas viven. La oración es el tiempo que debemos sacar de más para agradar a Dios para buscar de Dios en la vida; así como los pájaros necesitan del aire para volar, los cristianos necesitamos de la oración para vivir y el ayuno bíblico es dejar de comer, pero pensando en compartir con quien lo necesita, lo que dejamos de comer”, aseguró Fray Mauricio Meléndez, sacerdote de San Francisco Gotera.

Las tradiciones que realiza la iglesia católica son múltiples y en la Cuaresma implementan los Vía Crucis, una oración extensa que viene desde los antepasados puesto que en ella recuerdan la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Tras la pandemia durante dos años consecutivos la iglesia suspendió las actividades en las calles con presencia de fieles, pero en este 2022 pretenden desarrollarlos en el casco urbano de la cabecera departamental de Morazán.

Este año la Semana Santa comprenderá del Domingo de Ramos que inicia el próximo 10 de abril hasta el Domingo de Resurrección, 17 de abril.

La imposición de ceniza es un rito de penitencia entre los fieles católicos que recuerda que las personas son pecadores, que necesitan de la misericordia de Dios.

Deja un comentario