Los habitantes del desvió “La llanta” se quejan de la constante polvareda que se genera y afecta en la salud de los residentes. 

Los residentes del desvío La Llanta del municipio de Eregüayquín, en el departamento de Usulután, aseguran estar afectados puesto que la calle que conecta con su comunidad es de polvo y durante el verano deben soportar las constantes polvaredas que generan los vehículos que circulan constantemente por la zona.

Aseguran que el problema más severo es que se enferman constantemente de las vías respiratorias pues deben respirar el polvo que dejan los conductores que sin precaución pasan a toda velocidad por la calle.

“Hacemos un llamado de atención para la alcaldía de Eregüayquín; por favor estar al pendiente del riego de la calle del desvío «La Llanta», ya que camiones de volteo desconsiderados pasan a velocidades altas y dejan nubes de polvo”, comentó María Machado residente de la zona.

Según los residentes, durante años la calle es la entrada principal de máquinas y camiones para una empresa de equipo pesado, y cuando vienen las lluvias es mucho más el daño en la vía y se crea otra problemática con la lodacera y los baches.

“Durante mucho tiempo se ha pedido a la exalcaldesa y ahora se le esta haciendo el llamado al alcalde para que mande una pipa todos los días, tirarle agua a la calle o la pavimente para no tener esta problemática”, mencionó José Guevara, propietario de un negocio en la zona.

Explicaron que de no ser atendidos la calle podría seguirse deteriorando por falta de mantenimiento y afectarse la circulación.

Deja un comentario