El joven comenzó su carrera en la natación desde los ocho años de edad gracias al impulso de su madre.

Josué Ángel Diaz es un adolescente que actualmente tiene 15 años, un atleta originario de San Salvador, pero con raíces de la zona oriental, pues su madre es oriunda de San Buenaventura, Usulután.

Nació con acondroplasia, pero su desarrollo ha sido como la de cualquier adolescente, en su infancia se dedicaba a jugar como todo niño, su desarrollo académico fue igual que todos los estudiantes y actualmente estudia su noveno grado, su deseo de mostrar que es capaz de hacer todo lo que se propone lo llevó a conocer el mundo de la natación.

Con el apoyo incondicional de su mamá, Josué a sus ocho años entró a clases de natación, impartidas por la alcaldía municipal de Ciudad Delgado donde descubrió y desarrollo sus habilidades dentro del agua; bastaron algunos meses de práctica y pequeñas competencias para llamar la atención de los entrenadores, quienes le ofrecieron entrar al Comité Paraolímpico de El Salvador y así cultivar sus habilidades junto con otros atletas nacionales.

Foto: Cortesía.

Ingresar al equipo de atletas de alto rendimiento le ha dejado varias medallas de oro y bronce en su especialidad deportiva; Josué también ha participado en competencias fuera del país donde orgullosamente ha representado al país y justo en el año 2020 se ganó la medalla de oro en Cali, Colombia en la disciplina de natación.

El joven atleta mencionó que la pandemia fue muy dura para él y otros compañeros, ya que por la situación del virus competencias y participaciones muy importantes fueron canceladas, como fue el caso de los Juegos Paraolímpicos de Tokio 2021, donde solo asistieron algunos miembros del comité.

Josué mencionó que «para mí no existen barreras que me puedan detener y lo he aprendido de mi madre”, sostuvo, pues dijo es su mayor inspiración para seguir adelante.

Foto cortesía.

Actualmente Josué se prepara para participar en los juegos para juveniles que se llevaran a cabo en Colombia 2022, de igual manera espera culminar su noveno grado y continuar con su bachillerato el próximo año.

Sus metas son llegar a ser un profesional con una carrera universitaria y seguir compitiendo para llegar a ser un gran nadador y representar a El Salvador en otros países.        

Deja un comentario