El joven descubrió el arte que tenía oculto en sus manos y decidió dedicarse al estilismo para caballeros.

Originario de Jiquilisco, Usulután, pero crecido en Nueva Guadalupe, San Miguel, Ángel Miguel Espinoza es un emprendedor que ha logrado sacarle lucro a sus habilidades con las manos y el uso de las tijeras cortando cabello.

Comentó que descubrió su gusto por cortar cabello a los 13 años cuando su padre lo mandaba después de la escuela a que aprendiera un oficio.

“Fue un impulso de mi papá, ya que a la edad de 13 años me mandaba después de la escuela donde un señor ya de tercera edad para que me enseñara las cosas básicas de cortar pelo”, explicó el peluquero.

Tras años de práctica y ya con el oficio dominado, Espinoza decidió emprender el año pasado, abriendo su propia peluquería con el nombre de “Barbones 2020” en la ciudad de San Miguel.

Relató que no fue nada fácil porque solo tenía dos meses de abierto su negocio cuando llegó la pandemia y se vio obligado a cerrar el local.  

A pesar de ello no se rindió y abrió su negocio a penas quitaron las medidas de restricción con toda la actitud y ganas de atender a sus clientes.

“Comenzar a emprender no es algo fácil, ya que sabes que invertirás tu dinero y no es nada seguro si te irá bien, pero decidí arriesgarme y con el apoyo de mi novia gracias a Dios mi peluquería creció rápido”, expresó Espinoza.

Recordó que los primeros pasos que dio como peluquero oficial fue en una barbería de Jiquilisco, donde Miguel Silva un vecino le dio la oportunidad para que comenzara a pulir su potencial, después de dominar las técnicas de peluquería trabajó mucho tiempo en otro negocio de San Miguel.

“Con 27 años creo que he logrado superarme por mis propios méritos, yo les aconsejo a los que empiezan con este arte de la peluquería que tenga perseverancia y que no crean que por hacer un buen corte ya lo saben todo, que en esto nunca se deja de aprender”, sostuvo Espinoza.

Daniel Fernández uno de sus clientes, mencionó que Espinoza no es sólo un excelente peluquero, sino además una gran persona.

“Además de ser muy bueno en su trabajo, es excelente persona, si puede apoyarte o hacerte un favor no lo piensa dos veces, es San Miguel no hay otro peluquero como él”, mencionó.

Por el momento Espinoza cuenta con un solo local, pero su sueño es llevar su marca “Barbones 2020” a distintos lugares de San Miguel.

La peluquería se encuentra ubicado en la Cuarta Calle Poniente, San Miguel y su horario es de 9:00 de la mañana a 6:30 de la tarde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here