Las autoridades locales se vieron obligadas a cerrar escuelas después de que 36 niños resultaran infectados.

Putian una ciudad de 3,2 millones de habitantes en la provincia de Fujian en China, decretó que todos los residentes deben hacerse la prueba para detectar las infecciones por Covid; eso después de que registraran más de cien casos positivos de la variante delta.

Este martes varias ciudades del sur de China han cerrado escuelas y han ordenado hacerse el examen diagnostico a millones de personas para intentar contener el nuevo brote de covid-19 que está afectando a los escolares no vacunados.

China ha registrado varios brotes de contagio de la variante delta en las últimas semanas después de haber controlado la primera ola de pandemia el año pasado.

Este foco en Fujian es el mayor desde la semana pasada, y viene desde de que el país había declarado controlada la repunta de la pandemia por la variante delta.

Las autoridades declararon que el paciente que llevó la variante que ahora desató la reputan de casos, es un hombre que había vuelto de Singapur y desarrollo los síntomas tras dar negativo de coronavirus y completar los 14 días de cuarentena, su hijo de 12 años y un compañero de clase del menor fueron los primeros contagiados justo después de la reapertura del curso escolar.

El virus se ha expandido entre las clases, infectando a más de 36 niños, ocho de ellos en edad preescolar, indicaron las autoridades de la ciudad este martes.

La mayoría de los niños no están vacunados lo que hace que las autoridades estén preocupadas por el rebrote de una pandemia. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here