En una investigación periodística realizada por el periódico digital El Faro y publicada el pasado 8 de septiembre, revela que Chivo, S.A. de C.V. es una empresa privada que es manejada con fondos públicos.

“La sociedad anónima fundada con fondos públicos se llama Chivo SA de CV desde el 24 de agosto de 2021, aunque el nombre previo a esa fecha era “Inversiones El Salvador No. 1”. Chivo SA de CV nació con una inversión inicial de $60 millones provenientes del Banco de Desarrollo de El Salvador (Bandesal), cantidad destinada exclusivamente para la compra de bitcoins”, señala la investigación.

Menciona que al ser una empresa privada está no está en la obligación de cumplir con las regulaciones de la Ley de Acceso a la Información por ser una entidad privada por lo que se limita solo a exigir la información del reparto de dividendos, pero no sobre el funcionamiento ordinario de la empresa como salarios, empleados, información financiera, proveedores, entre otros.

Ante la investigación periodística las autoridades del Gobierno no han fijado postura, pero tampoco han revelado detalles sobre el manejo de fondos para el montaje operativo de la empresa que ha instalado 200 cajeros a nivel nacional.

Ante la publicación los usuarios de redes sociales han reaccionado cuestionando lo que ocurre, “sociedad anónima, es una ilegalidad a todas luces, o sea el gobierno hace sociedades anónimas con fondos públicos…”, se cuestionó el usuario de Twitter @Salomon.

Otro usuario de esta red identificada como @carranza sostuvo que “el dinero de la gente aparentemente en manos de unos estudiantes veinteañeros en donde se ocupó el dinero público para financiar”.

Deja un comentario