La artista ha elaborado 90 obras desde el inicio de la pandemia hasta hoy.

Los primeros meses de la pandemia del COVID-19 fue difícil para muchos jóvenes, que se sintieron frustrados por el encierro. Pero otros tomaron decisiones firmes y sabias para superarse, como Kenia Yanira Manzano Mejía, quién a sus 22 años se ha convertido en una emprendedora en el arte de pintar.

La joven reside en el Municipio de Ereguayquin, Usulután y además de pintar es estudiante de Licenciatura en Contaduría Pública, en la Universidad Gerardo Barrios.

Explicó que la pandemia del COVID-19 despertó su interés de pintar y a través de los dibujos y pinturas que hace, transmite su felicidad a los demás en tiempos tan grises.

Aseguró que empezó a pintar para olvidar un poco la situación de la pandemia y que ese encierro le ayudó a descubrir cómo ser emprendedora y así vender sus obras de arte.

“Me gusta dibujar y pintar lo que se me viene en mente, porque a través de lo que hago expreso mi felicidad con la gente. La mayoría de mis pinturas las regalo a mi familia, amigos y otras las he vendido”, comentó Kenia.

Para muchas personas dibujar se ha convertido en una terapia para liberar el estrés, además, tiene múltiples beneficios para la salud mental, genera armonía, paz y equilibrio interior.

Pero para Kenia la pintura es una de sus pasiones, pues en su tiempo libre disfruta de la música, el baile y el modelaje.

Se describe como una joven callada, seria y alegre cuando debe de serlo y en la situación que se encuentre. No le gustan las personas que tienen doble personalidad y a pesar de que puede perdonar, no confía en segundas oportunidades.

Hasta el momento ha dibujado y pintado unas 90 obras; las imágenes de sus pinturas se pueden encontrar en cuentas de Instagram y Facebook como “Pinceladas Lunares”, por esta misma vía se pueden adquirir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here