El gobierno inició con la construcción de las cabinas donde serán ubicados los cajeros de la criptomoneda en diez municipios del país. 

Para el próximo siete de septiembre entrará en vigor la Ley Bitcoin que reconoce a la criptomoneda como una de curso legal en el país, a pesar de que las autoridades aún no divulgan su reglamento y cuyos ciudadanos temen por el uso de esta, pues, aunque el gobierno asegura no será de uso obligatorio, al revisar el artículo siete de la misma, señala la obligatoriedad para el sector comercio.

A pesar de este panorama, las cabinas para hacer las transacciones con la moneda son instaladas en parques y plazas de diferentes municipios que fueron seleccionados.

Por el momento se está realizando la instalación de una cabina en la plaza Gerardo Barrios, frente a la catedral metropolitana, en el centro de San Salvador. De igual manera en los municipios de Apopa, Usulután, Ilobasco, Zacatecoluca, Chalatenango, San Miguel, La Unión, Ahuachapán, Morazán y Cojutepeque. 

El presidente Nayib Bukele sostuvo a través de redes sociales que “todo el bitcoin que reciba se convertirá automáticamente en dólares si así lo desea y lo podrá dejar en la billetera electrónica o retirarlo en efectivo en cualquiera de los 200 cajeros que estarán en todas partes. También habrá 50 sucursales para retirar o depositar dinero”.

El mandatario reiteró que el bitcoin no será de uso obligatorio, añadió que las personas que bajen la aplicación Chivo obtendrán $30 de inmediato, además que se podrán aceptar pagos en dólares o en bitcoin, dejando de lado lo que la misma ley señala.

El rechazo a la medida se deja sentir en la sociedad y algunos como Julio Aguilar señaló en redes que “la fluctuación del Bitcoin no es un invento o cuento de terror de la oposición, es una REALIDAD, hoy sube mañana quien sabe”.

Deja un comentario