La nación norteamericana obligará a los empleados federales a someterse a pruebas rigurosas luego del incremento de Covid-19 con medio millón de casos confirmados en unas semanas.

Decenas de asociaciones médicas se pronunciaron a favor de la inoculación como requisito a los empleados sanitarios que trabajan en hospitales, pues, aunque la vacuna ofrece su protección dos semanas luego de haber sido aplicada la segunda dosis o la primera si esta es una dosis, no todos los empleados se han sometido al proceso de vacunación.

Por su parte la Casa Blanca ha descartado imponer la vacunación obligatoria a los empleados públicos dejando la opción a que las empresas lo hagan, según encuestas realizadas por la Universidad de Harvard publicadas este mes, un 66 por ciento de los ciudadanos apoya que los empleados sanitarios estén vacunados.

Sólo esta última semana de junio el país registró un total de 92 mil nuevos casos, pero hubo un incremento entre el 19 y el 25 de julio dónde se registraron 500 mil 332 casos confirmados de Covid-19, lo que representa un aumento del 31 por ciento con la semana anterior, según los datos brindados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los contagios están incrementando desenfrenadamente y Estados Unidos está en una de las direcciones equivocadas durante esta pandemia con menos de la mitad de la población vacunada; Anthony Fauci, quien es asesor de las enfermedades infecciones en la Casa Blanca ha advertido un incremento mayor de casos, sino se toman las medidas correctas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here