El joven juega como volante mixto de la reserva de CD Águila, equipo donde se desarrolla como futbolista.

Osmín de Jesús Rivas Villalobos es un joven bachiller de 18 años apasionado por el futbol desde muy pequeño. Su amor y pasión por el deporte fue inculcado por su padre José Osmín Rivas, quien es futbolista de un equipo de su ciudad natal.

El joven empezó su trayectoria como futbolista desde los 12 años, cuando formó parte del equipo Bombonera Futbol Club, el cual aún es dirigido por su padre en el municipio de Chinameca, San Miguel.

“Mi papá desde mi primer año empezó a vestirme como futbolista, me compraba tacos desde pequeño y desde pequeños a mis hermanas y a mi nos llevaba al estadio”, recuerda el joven futbolista.

A sus 14 años ingresó con una beca en la academia de futbol del Águila en San Miguel, lugar en donde le permitieron ser parte de dos torneos cortos. Luego tuvo que retirarse por sus horarios de estudio, porque a pesar de su amor por el futbol, está claro en formarse académicamente.

Posteriormente con solo 16 años tuvo la oportunidad de formar parte como futbolista de la Sub 17 del Club Deportivo Águila, donde participó en pretemporada debido a la pandemia.

Un año más tarde fue llamado para ser parte como jugador de la reserva CD Águila.

“El futbol siempre ha sido parte de mi vida, solo que no lo he llevado como un trabajo, si no como diversión por mis estudios, hasta que Dios me dio la oportunidad de enfocarme en el futbol como una profesión a largo plazo”, expresó Rivas.

El futbolista relató que desde el 2019 forma parte del CD Águila, por lo tanto, la responsabilidad, el compañerismo, la disciplina y la concentración de los entrenamientos es fundamental para su crecimiento profesional.

Uno de los mayores logros para Rivas desde sus inicios como futbolista, fue ser campeones en la categoría de reserva del Sub 17 de CD Águila.

Pero el conseguir una corona como equipo, es uno de los grandes sueños que ha cumplido en su joven carrera, ahora Rivas se plantean que en algún momento de su carrera lo llamen para representar en el futbol a toda una nación a través de la Selección.

“Jugar con futbolistas reconocidos, estar en los estadios que solo veía por la televisión, ser campeón en la categoría de reserva, es una experiencia única y le agradezco a Dios por permitirme jugar”, sostuvo Rivas.

Para lograr sus sueños en el mundo del futbol, el joven debe someterse a una rutina fuerte de entrenos semanales que van desde tres días de 8:00 de la mañana a 3:00 de la tarde y dos días por las tardes de 1:00 a 3:30 de la tarde, todo para poder desarrollar sus habilidades como volante mixto dentro de su equipo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here