El proyecto promovido por Ventura busca contribuir a descontaminar la ciudad de llantas viejas y darles un segundo uso.

En el cantón de Hato Nuevo, San Miguel, Erick Ventura creó “La aventura de la llanta”, una forma en la cual las llantas que muchas personas ya no utilizaban y optaban por quemarlas, tuvieran una oportunidad de transformarse en distintas figuras creativas.

“La mayoría las quema, las bota y de esa forma también se contamina el medio ambiente, y con esta iniciativa podemos ayudar con lo ecológico”, mencionó Erick Ventura, creador de este proyecto.

En el lugar se elaboran macetas en todos los estilos, girasoles, gansos, sillas, juegos de comedor, Ventura comentó que una maceta la realiza en cinco minutos, por su habilidad con el manejo del material.

Ventura es el encargado de recolectar las llantas, pero hizo un llamado a todos aquellos que deseen contribuir con el cuido del medio ambiente, apoyando esta iniciativa y pueden acercarse “La aventura de la llanta”, ubicado en Carretera Ruta Militar, Cantón Hato Nuevo, San Miguel y donarlas, pues él las convertirá en utensilios útiles para el hogar.

Los utensilios decorativos o de uso común en los hogares son vendidos a un costo módico, dependiendo de la dificultad en su elaboración, pues con ese fondo compra el resto de los elementos como la pintura y cuchillas que utiliza para elaborar los objetos.

El reciclaje de llantas permite contribuir a la descontaminación de las ciudades, por ello mencionó que si quieren apoyar su iniciativa pueden comunicarse al 7281-7715 o darle me gusta a su página en Facebook.

Un informe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, (IUCN), detalló que el 28 por ciento del desgaste de los neumáticos contribuyen a la contaminación del medio ambiente y Ventura busca aportar a la reducción de este desecho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here