La figura de una serpiente grabada en una enorme roca es todo un enigma ya que nadie sabe desde cuando existe en la comunidad.

Ubicada en los terrenos de Mario Sandoval, en el caserío El Chirrión, cantón El Palón del municipio de Lolotique, se encuentra la famosa piedra de la culebra, su nombre se debe a que en ella se puede observar la figura de una serpiente plasmada en el centro de la enorme roca.

La estructura tiene un tamaño muy grande y se puede apreciar desde lejos, pues resalta del resto piedras que se encuentran en la zona. Para acceder a ella se debe caminar por unos callejones que llevan a los terrenos de Mario Sandoval, luego siguiendo por senderos entre rocas y maleza se logra observar desde lejos la gigantesca roca con la figura de una serpiente grabada en la parte superior de su voluptuoso relieve.

Según cuentan los lugareños, nadie sabe con exactitud cuando apareció el misterioso petroglifo, si alguien lo talló o simplemente ha estado ahí desde tiempos inmemorables, pues la gigantesca roca tiene muchos años de existir y aunque muchos quieren dar una explicación de su existencia, ninguna hipótesis puede ser comprobada, solamente se tienen teorías que se acercan un poco a la realidad, otras entran más en cuestiones mitológicas, pero hasta hoy su origen continúa siendo un enigma muy complejo.

El padre Ismael Vargas, ex párroco de la iglesia católica de Lolotique publicó en su libro ‘‘Cosmovisión Lenka de Lolotique’’ una pequeña descripción del sitio, también comenta que el lugar era sagrado para los antepasados; en la antigüedad existieron tribus que adoraban a la serpiente Quetzalcóatl y podría ser que el petrograbado representó para ellos una especie de lugar de ceremonias.

Algunas personas cuentan que antes la roca también tenía plasmada la figura de un sapo en la boca de la serpiente, pero esta fue dañada por personas que pasaban por el lugar causando así la desaparición del sapo, dejando en su lugar un agujero que se asemeja a la silueta como prueba de su existencia.

La piedra de la culebra forma parte del patrimonio cultural lolotiquense, además de esta existen otras rocas muy curiosas que presentan grabados y características fuera de lo común, estas están ubicadas en distintos puntos del municipio, a pesar de ser una colección de mucha riqueza cultural, no existe una iniciativa por parte de las autoridades locales o nacionales para darle más realce a estos sitios o preservarlos para las futuras generaciones.

Deja un comentario