Mari Carmen Aponte reveló en una entrevista que entre las sanciones podrían estar el bloqueo de remesas familiares.

Luego de los hechos ocurridos el 1 de mayo con la nueva Asamblea y las condenas de la comunidad internacional por la destitución de los magistrados propietarios y suplentes de la Sala de lo Constitucional y del fiscal general de la República, Estados Unidos discute posibles condenadas a El Salvador según reveló la exembajadora de EE. UU Mari Carmen Aponte, en una entrevista televisiva donde habló sobre los efectos que podrían afectar al país.

Entre las consecuencias podrían estar suspender el Estatus de Protección Temporal (TPS) para El Salvador, la restricción migratoria para los nuevos salvadoreños que quieran ingresar a Estados Unidos. También la iniciativa para condicionar a organismos multilaterales cuando El Salvador busque refinanciar su deuda o pedir préstamos y cree que Estados Unidos no sería el único en oponerse dentro de las multilaterales.

“Este sería un golpe profundo para las personas en el exterior que necesitan enviar dinero a sus familias”, mencionó Aponte.

Estas condenas buscan la estabilidad política y la adherencia a la Constitución por violentarse el debido proceso que es la razón del desacuerdo con las destituciones de la Asamblea Legislativa.

“Todo esto sería una tragedia, lo que yo veo y lo más importante es que todo esto se puede evitar, pero si quiero aclarar que es bien serio y que, si se está hablando en el Congreso. Hay debate y mucha conversación de El Salvador”, señaló.

Deja un comentario