En el campus San Miguel se distribuyeron dos cabinas móviles, con el objetivo de identificar personas sospechosas y tratarlas a tiempo.

La mañana del pasado lunes, dos cabinas del Ministerio de Salud fueron instaladas en el campus San Miguel de la Universidad Gerardo Barrios, con el fin de identificar casos sospechosos de Covid-19 en la comunidad educativa.

“Se ha iniciado el tamizaje universitario en la región oriental para poder verificar el estado de salud y acercar un poco más los servicios a toda la población, lo principal es darle seguimiento si una prueba es positiva a Covid 19, en dicho caso se toman las medidas de aislamiento y el protocolo a seguir de paciente positivo”, comentó Rosy Espinoza epidemióloga de Regional de Salud.

Se realizaron alrededor de 500 pruebas, la toma PCR fue gratuita y voluntaria, además el proceso completamente seguro, mencionaron las autoridades de salud.

El rector de la universidad, Salvador Alvarenga mencionó que ‘‘como academia tenemos un proceso de enseñanza aprendizaje, nuestros docentes y personal administrativo tiene contacto día a día con estudiantes que están haciendo sus prácticas dentro de la universidad, y por eso es fundamental cuidar y monitorear la salud de nuestros docentes y personal administrativo. Agradecemos al Gobierno por la oportunidad de hacer la prueba de tamizaje en las instalaciones del campus”.

La universidad compartió en horas de la mañana el comunicado oficial es sus diferentes plataformas, haciendo la invitación para que la comunidad educativa pudiera acercarse a las instalaciones y tomarse la prueba, el único requisito indispensable era portar el Documento Único de Identidad (DUI).

‘‘Me parece una excelente iniciativa, ya que no todos tienen las posibilidades de pagar una prueba y ya que la universidad lo facilita es de aprovecharlo’’, explicó Roselbia Vásquez, estudiante de Arquitectura que se hizo la prueba.

En el tamizaje también realizaron pruebas a personal de otros centros educativos, como el caso de Teresa del Carmen Rivas, profesora del Centro Escolar Alberto Masferrer en San Rafael Oriente Usulután, quien junto a sus colegas decidieron viajar hasta la ciudad de San Miguel para someterse a la prueba.

‘‘Estábamos reunidos en la escuela y a través de Facebook nos dimos cuenta que en la UGB estaban realizando pruebas y nos pareció una excelente iniciativa, porque como docentes necesitamos hacernos esa prueba para estar seguros de que no tenemos la enfermedad y evitar contagiar a nuestros alumnos o familia’’, mencionó la docente.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here