El agua sucia que sale de los desechos que recolectan las unidades podría generar riesgo a la salud de los habitantes.

Debido al deterioro de las unidades que recolectan la basura en La Unión, estas esparcen líquidos malolientes que afectan directamente a los ciudadanos unionense tras su paso por la ciudad.

Ex trabajadores del servicio de recolección aseguraron que los camiones los empaques en los compactadores de los camiones no sirven y esto hace que los líquidos de los desechos se esparzan en las calles en vez de quedarse dentro de los vehículos.

Para el jefe de las unidades del servicio público municipal, Luis Molina, no es nuevo el problema que generan las unidades. Confirmó que el vertido de los líquidos lixiviados no se puede evitar y que hace años se mandaron a reparar los empaques que van desde el cajón hasta el compactador; sin embargo, eso solo palea el verdadero problema.

“No es la gran cantidad que cae de agua, solo cuando se hace la maniobra de la tolva es que se ve eso; pero hace dos años era conocido cuando pasaba el camión pasaba por la gran cantidad que caía”, justificó Molina.

Ever Funes, jefe de la unidad ambiental de la municipalidad dijo que el sistema de depósito de las sustancias en las unidades es posible que esté dañado.

Según autoridades el año 2017 se dio a conocer el problema a la municipalidad y de esa manera evitar multas o sanciones a la comuna. Según algunos empleados solo cuatro de seis camiones sirven para hacer la recolección.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here