Son 18 médicos voluntarios del programa que atiende a pacientes por medio de llamadas telefónicas ante la falta de cupos en clínicas y hospitales.

La Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela creó una línea de emergencia en donde médicos voluntarios atienden posibles casos de COVID-19, debido a la saturación de clínicas y hospitales en el país.

Al momento el programa cuenta con el apoyo de 18 médicos voluntarios; sin embargo, esta nueva opción de consulta ya se encuentra saturada, pues sus participantes afirman que hay días en los que las líneas telefónicas se sobresaturan y que pueden llegar a atender incluso a 70 personas en un día.

Ante esto, algunos de los voluntarios han decidido doblar sus turnos, con el objetivo de evitar que las llamadas se pierdan. Afirman que muchos pacientes no acuden a los hospitales por el colapso que hay en estos o porque temen empeorar debido a la cantidad de casos en dichos lugares.

La doctora y voluntaria del programa, Marledys Machuca, comentó que es muy frecuente que reciban llamadas de personas que han recorrido distintos hospitales sin recibir atención médica. El mes pasado el programa recibió 7 mil 148 llamadas informó la Universidad Central de Venezuela.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here