Derek Chauvin hizo uso de su derecho a la quinta enmienda, para no testificar y no incriminarse en el homicidio de George Floyd.

El expolicía Derek Chauvin, quien se encuentra acusado del asesinato de George Floyd, hizo uso de su derecho a la quinta enmienda de la Constitución para no tener que testificar en el juicio en su contra, con el objetivo de no incriminarse con sus propias declaraciones.

Los abogados defensores de Chauvin han llamado esta semana a varios testigos a demostrar que Floyd presuntamente murió debido al uso de drogas y a problemas cardiacos, y no a la supuesta asfixia provocada por el ex agente al poner su rodilla en el cuello de Floyd durante más de nueve minutos.

Se presume que la decisión de no testificar fue tomada para evitar exponerse al contrainterrogatorio por parte de los fiscales encargados del caso, quienes además podrían haber reproducido nuevamente el vídeo del momento del arresto. La muerte de George Floyd en mayo del año pasado, abrió un gran debate sobre la discriminación racial que aún prevalece en Estados Unidos, generando que el movimiento Black Lives Matter cobrará fuerza nuevamente y se originaran una gran cantidad de disturbios en distintos estados.

Deja un comentario