Rosales es arquitecto de carrera y asegura disfruta del dibujo desde que estaba pequeño, tanto así que cuando estaba en el colegio lo castigaban por dibujar en las ultimas paginas de sus cuadernos.

Geovanny Francisco Revelo Rosales es un migueleño de 44 años que al salir del bachillerato empezó a incursionar mas a fondo en el arte cuando hizo junto a un vecino algunas rotulaciones para un taller.

Con el tiempo puedo expandir su talento y obtuvo sus primeros trabajos realizando pancartas para los aniversarios de la universidad en la que estudiaba.

Actualmente se dedica a remodelar casas, crear murales para locales comerciales y casas particulares. Pero esa no es la única pasión de Rosales, pues se declara un férreo amante de la velocidad de las motocicletas, por lo que también trabaja en estructuras metálicas para la renovación de motocicletas.

En su tiempo libre asegura que se dedica a restaurar motocicletas antiguas, y al ser amante de la naturaleza cada vez   que tiene la oportunidad, germina semillas de árboles y se dedica a sembrar, y en su casa posee un árbol de mango, marañón y palmeras, quedan un ambiente fresco en su propiedad.

Después de cada temporada guarda las semillas para germinarlas y cuando están listas sale por las noches a sembrar en alguna acera o espacio donde puedan crecer, con la esperanza de que algún día puedan brindar sombra y frutos. 

Además, disfruta salir a pasear en su motocicleta una Yamaha de 1978 y conocer diferentes lugares de El Salvador.

“Para mi es un sueño realizado lo que hago, ya que no anhelo riquezas sino disfrutar de lo que mas me gusta”, aseguró Rosales mientras hablaba sobre sus proyectos del año pasado donde pudo restaurar un Mustang 1966, y sobre su proyecto actual de restaurar para un cliente una Horex alemana de 1958.

Entre sus planes a futuro del arquitecto está montar una galería de arte e incentivar a los jóvenes para que aprendan del arte del dibujo y la pintura.

Para él es muy importante tener un taller donde cualquiera pueda aprender de forma gratuita.

Su inspiración

Al preguntarle sobre qué lo inspira a la hora de dibujar, comentó que la música moderna tocada con instrumentos acústicos, pero que también le inspira la soledad, cuando el clima está fresco y solo se escuchan los pájaros a lo lejos, es ahí cuando surge la inspiración por pintar o simplemente cuando se coloca sus audífonos y escucha música.

¨Vivo la vida tan maravillosamente como me es posible, y siempre tengo tiempo para hacer lo que más me gusta”, comentó Rosales mientras aseguró no tiene a sus 44 años sueños frustrados.

Para Rosales dejar un legado en San Miguel es muy importante, por tal razón comentó que pronto tendrá la oportunidad de darle vida y color a la ciudad, con sus murales. Que podrán ser apreciados por todos los habitantes y no solo en casas particulares, sostuvo sin dar detalles del proyecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here