Esta variante se acopla con mayor facilidad a las células y se desconoce si tiene mayor resistencia a los anticuerpos de la vacuna.

La variante del coronavirus, llamada “la doble mutante” ha sufrido dos modificaciones que ha permitido que se acople con mayor facilidad a las células. A finales de marzo, el Consorcio indio sobre genómica del SARS-CoV-2 (INSACOG), una agrupación de diez laboratorios nacionales formada por el Ministerio de Salud y Bienestar Familiar, confirmó esta nueva mutación, siendo el estado occidental de Maharashtra el blanco, tras varias pruebas en la secuenciación del virus.

Tras extenderse rápidamente en la India, esta doble mutante se ha detectado en Estados Unidos en el estado de California, según revelaron los investigadores del Laboratorio de Virología Clínica de la Universidad de Stanford.

«Esta variante tiene la mutación L452Rque encontramos también en la californiana, así como otra mutación significativa, la E484Q que no coincide con ningún coronavirus previamente catalogado», ha dicho la portavoz de Stanford Health Care Lisa Kim.

Además, se desconoce si es más infecciosa o si tiene mayor resistencia a los anticuerpos de las vacunas. Del primer caso detectado en Estados Unidos con esta variante, los investigadores tienen la sospecha que al menos siete personas se hayan podido contagiar, por lo que continúan investigaciones.

Deja un comentario