En la antigüedad comer carne roja era pecado para los cristianos, la carne roja representa el cuerpo de Cristo Crucificado.

Según la cultura cristiana durante la Semana Santa, en especial los Viernes Santos, no se puede comer carne roja, por lo tanto, uno de los alimentos más consumidos es el pescado envuelto en una deliciosa masa condimentada con diferentes especias que cubre las piezas de pescado y que luego las fríen y finalmente son hervidas en un caldo, así son las tortas de pescado en oriente.

El motivo por el que no se puede comer carne roja según los cristianos, es porque en este tiempo honra la muerte de Jesús.

Debido a esto  la tradición culinaria más representativa son las tortas de pescado en cada Semana Santa.

“Mi familia siempre ha sido católica y me han inculcado que los Viernes Santos se debe comer tortas de pescado, porque comer carne roja es pecado”, expresó Jennifer Larín, feligres.

Marta Noelia Crespo Gutiérrez de 59 años, se dedica a la venta de tortas de pescado desde hace cinco años, cada miércoles y viernes santos se levanta a las tres de la mañana para hacer los preparativos y elaborar las tortas de pescado, trabajo que le demanda al menos cuatro horas.

Crespo asegura que durante cada día cocina unas 70 tortas de pescado, mismas que vende casa por casa.

“Tengo que levantarme bien temprano a preparar todo para las tortas, porque no cuento con ninguna ayuda y debo de salir a tiempo para venderlas”, comentó Crespo.

Los cristianos son fieles y creyentes sobre estas tradiciones en Semana Santa, porque es importante honrar a Jesús. “Comer tortas de pescado es una tradición del tiempo de cuaresma, la cual desde muy pequeña mis padres me enseñaron”, dijo Juana Vásquez, feligres.

Preparación de las tortas de pescado.

A diferencia de la zona paracentral, central, occidental y norte del país, en oriente la elaboración de las tortas de pescado no se hace solo con huevo, sino además con masa de maíz,  lo que las vuelve una delicia característica de la región.

Para elaborarlas se lava el pescado (seco) para quitarle el exceso de sal, luego se preparan trozos de pescado, según el tamaño deseado.

La masa se sazona con diferentes especias y condimentos, y una vez lista, el pescado se cubre con esa masa y luego se pasa por el huevo batido para freír los trozos.  

Para el caldo, las tortas previamente fritas se colocan en un recipiente con agua y se le colocan trozos de tomate, chile verde, cebolla, apio, perejil, para agregarlos al caldo, el cual se sazona al gusto con consomé de camarón, también se le puede agregar pimienta u otros elementos al gusto del comensal.

Deja un comentario