Continúan los ataques liderados por el jefe del ejército contra civiles, luego del golpe de estado el 1 de febrero.

Luego del golpe de estado del 1 de febrero, Min Aung Hlaing jefe del ejército organizo un desfile castrense por 76 aniversario de las Fuerzas Armadas en la capital Naipiyido. Aunque muchos manifestantes hablan del «día contra la dictadura militar» y «día de deshonra».

Según Min Aung, la gran mayoría de los países han boicoteado el evento e incluso algunas embajadas, incluida la española, han sustituido la foto de portada de sus páginas en Facebook por el color negro en señal de duelo.

Miles de birmanos volvieron a desafiar a los militares y policías a pesar de la represión que se vive y contra gases lacrimógenos y munición de goma y real salieron a las calles, al menos cuarenta ciudades como Rangun, Mandalay, Sagaing, Bago, Magwe, Tanintharyi y Kachin. Según datos del meio local Myanmar Now.

Este sábado las cifras de muertes eran de 328; sin embargo, otras fuentes mencionan que las cifras superan las 400 víctimas entre las cuales se encuentran niños.  Los Soldados han cumplido sus amenazas emitas en radio y televisión que a los manifestantes les dispararían por la espalda y en la cabeza, donde la mayoría de muertes desde comienzos de las manifestaciones han sido de esta manera.

 Las autoridades llevan disparando dos meses a pesar de las duras condenas de la ONU, como de la Unión Europea y Países como Estados Unidos y Reino Unido, que han aprobado sanciones contra los lideres castenses y sus conglomerados económicos. 

Los militares tomaron el poder con la excusa de un supuesto fraude electoral en los comicios del pasado noviembre, en los que arrasó el partido de la líder depuesta y nobel de la paz, Aung San Suu Kyi, y que fueron declarados legítimos por los observadores internacionales.

Sin embargo, también estos han actuado contra civiles en lugares donde no había manifestaciones, en un vídeo captado por una cámara de seguridad, se ve como los soldados disparan sin haber sido provocados, contra una motocicleta, en otro vídeo un padre grita desconsolado que han matado a su hijo pequeño mientras lo lleva en brazos dentro de un carro.

“La matanza de civiles desarmados, incluidos niños, es indefensible», expresó en un comunicado la Delegación en el país de la Unión Europea (UE), que pidió el fin de la violencia y la restauración de la democracia.

A estos sucesos también ha mostrado presencia la Embajada británica, quien criticó en Twitter a la junta militar al acusarla de llevar a cabo «ejecuciones extrajudiciales» en el mismo Día de las Fuerzas Armadas. También la Embajada estadounidense se sumó a las críticas, al acusar a los policías y soldados de «asesinar» a civiles, incluidos niños, a los que ha jurado defender.

Deja un comentario