Khin Myo Chit de 7 años es la víctima más joven en Birmania, luego de que un militar entrara en su casa y disparara contra la menor.

La violencia militar enBirmania ha causado al menos 275 muertes, incluidos una veintena de menores, luego del golpe de estado el pasado 1 de febrero. Hasta el momento Khin Myo Chit es la víctima más joven, luego de que militares entraran a la vivienda en Aung Pin Le, en la ciudad de Chanmyathazi, donde la menor se encontraba sobre el regazo de su padre y fue impactada con una bala en su abdomen.

Soldados y policías irrumpieron la vivienda y preguntaron si había alguien más en la casa, tras ordenar a todos que se sentaran. El padre repitió que sólo eran seis personas y que estaban todos en la habitación, a lo que un soldado reaccionó acusándolo de mentir y disparándole, pero la bala impactó en la hija, según el testimonio que la hermana mayor relató al medio Myanmar Now.

Luego del hecho los soldados querían llevarse a la niña, pero sus familiares lo impidieron, saliendo lesionado un joven de 19 años, quien también fue agredido; mientras que, la niña fue llevada de urgencia al hospital, donde perdió la vida.

La muerte de la niña ha provocado indignación y denuncias, como las de la ONG Save the Children y Yanghee Lee, la antigua relatora de la ONU para Birmania.

“¿Es matar a una niña de 7 años la nueva estrategia para la seguridad de Birmania? Además, un menor de 14 años también perdió la vida a manos de los militares, y 17 jóvenes se encuentran detenidos en condiciones deplorables. El número de menores muertos asciende a una veintena, nos horroriza que los niños continúen siendo el objetivo de ataques contra manifestantes pacíficos. La muerte de estos niños es especialmente preocupante porque ocurrieron estando en casa, donde deberían estar a salvo», destacó la ONG.

Deja un comentario