La agencia Federal para el Manejo de Emergencia (Fema) es la encargada de buscar una tutela a menores que viajan solos.

Debido a la ola migratoria, el presidente Joe Biden autorizó el pasado domingo que Fema, quien se encarga de catástrofes naturales en caso de huracanes o incendios, se despliegue hacia la frontera para que asista a menores y los coloque con familiares o casas de acogida en el transcurso de tres meses,  mientras los juzgados tramiten sus casos. 

Estas medidas de excepción fueron tomadas ante el alarmante problema del incremento de menores que viajan sin sus progenitores.

La última cifra revelada por la radio pública NPR, es de 3 mil 400 menores que resguardó el Gobierno.

FEMA se va a coordinar con otras agencias de EE.UU. para ampliar las capacidades de alojamiento de los inmigrantes, mencionó el pasado sábado Alejandro Mayorkas, que es el nuevo secretario de Seguridad Nacional de EE.UU.

«Nuestro objetivo ahora es asegurarnos de que los niños no acompañados sean transferidos a la custodia del Gobierno lo más rápido posible, de acuerdo con los requisitos legales y siempre en el mejor interés de los niños», dijo el ministro.

Biden dará un giro radical en las políticas migratorias iniciadas por Donald Trump. Además del anuncio de una amnistía; sin embargo, los menores que llegan ahora no se pueden beneficiar de la amnistía que planea Biden, que en caso de aprobación afectará a quienes estuvieron dentro de EE.UU. antes del 1 de enero de este año.

Deja un comentario